Liderazgo y éxito

Mariposa
Nadando mariposa durante un entreno

El liderazgo auténtico a grandes rasgos es aquel en el que el líder tiene un gran conocimiento de si mismo y se concentra primero en auto-liderarse. Para ello tiene unos valores firmes e inamovibles, tiene una misión clara y es capaz de conectar con sus colaboradores. Pero, ¿para que sirve el liderazgo auténtico? Probablemente sea la relación entre liderazgo y éxito.

Resulta que podría ser que hubiera una relación directa entre el estilo de liderazgo que se ejerce y los resultados económicos de las empresas.
Desde la Universidad de Lleida (UdL), la doctoranda Sara Sampedro, está haciendo un estudio para valorar en que medida podría ejercerse esta relación.

En este estudio hemos podido participar evaluando y entrevistando algunos líderes de empresas locales de Lleida, que están obteniendo resultados positivos a pesar de la coyuntura económica actual. Desde nuestro grupo de trabajo contactamos con 8 empresas locales, y llegamos a obtener resultados de 4 de ellas.

Para realizar el estudio, se hizo responder a los líderes y a sus seguidores los mismos cuestionarios, y se analizaron las similitudes y diferencias en las respuestas, intentado descubrir si estos eran líderes auténticos.

Los resultados obtenidos fueron que la mayoría de los líderes actuaba bajo unos valores firmes, que estaban rodeados de colaboradores que los complementaban, que conocían bien sus equipos y que tenían clara su misión en la empresa.

Me parece una iniciativa muy acertada la de intentar relacionar el concepto de liderazgo con los resultados económicos de las empresas, ya que si se puede llegar a demostrar la relación, las empresas deberán empezar a buscar este tipo de líderes para encabezar sus proyectos, y así asegurarse su éxito.

Motivación y actitud

Única salida. Castillo de Carcasona. Xavi Gaya
Única salida. Castillo de Carcasona. Xavi Gaya

Nunca he tenido un trabajo que no me gustara. He trabajado de repartidor, de delineante, he hecho de árbitro, de entrenador, de informático, de diseñador, de recolector de fruta, …. y siempre, todos mis trabajos me han gustado.

Es cierto, que he tenido épocas malas en que me costaba más de ir a trabajar por falta de motivación, pero mi actitud siempre ha sido positiva. Mi Motivación y actitud han sido claves para ello.

Contras

Por supuesto que he tenido problemas. Por supuesto que me he sentido mal pagado por mi trabajo. Por supuesto que me he sentido infravalorado.

En todos estos casos, el problema siempre ha sido mio. Me explicaré mejor. Cuándo tengo un problema, la solución siempre está en mi mano, pero depende de mi el aplicarla o no. Cuándo me he sentido mal pagado, estaba en mi mano el ir a hablar con el «jefe» para solicitar un aumento, o para buscarme otro trabajo. Cuándo me he sentido infravalorado ha sido siempre por que no sabia hacer valorar lo suficiente.

Y así podríamos seguir con cualquier excusa que buscase para estar descontento.

Pros

Cuándo más valorado me he sentido, casualmente, siempre ha sido cuándo estaba más motivado, cuándo me sentía realizado, cuándo tenia la sensación de estar haciendo algo realmente útil.
Todos estos casos, como podréis observar, siempre son estados anímicos, y estos sólo dependen de mi. Nadie más puede influir tanto en mi estado anímico como yo mismo.

Qué hacer

Para conseguir esa motivación necesaria para seguir adelante con un proyecto, un trabajo o un reto, hay que decirse a uno mismo, cada día, sin excepción, que podemos, que sabemos, que somos capaces, que nadie más lo hará por nosotros.

El cerebro humano contiene muchos misterios, pero algunas cosas las sabemos con certeza. Una de ellas es que nuestra actitud influye directamente en nuestro estado de ánimo.

Así que para estar activos, con ganas de hacer cosas, con ideas nuevas, … debemos decirnos cada día que somos capaces de hacer todo aquello que nos proponemos, que somos capaces de llegar dónde nuestra imaginación ponga el limite. Lo único que necesitamos para conseguirlo es una gran motivación y una buena actitud.