Debemos aprovechar nuestro tiempo

Tiempo

Aprovechar el tiempo
photo credit: Βethan via photopin cc

Debemos aprovachar nuestro tiempo, porque es un recurso limitado. Además, este no puede modificarse. Es imparable. Es inamovible. No puede controlarse. Lo único que podemos hacer con él es gestionarlo.

La casa, el coche, el trabajo, la familia, los amigos son elementos en nmuestras vidas que no podemos controlar.  Nos pueden despedir, nos pueden dejar de lado, se puede caer la casa, o nos pueden robar el coche. Todos estas cosas no las podemos controlar, no son realmente nuestras. Lo único que es realmente nuestro en esta vida es nuestro tiempo.

La buena notícia es que : Nuestro tiempo podemos gestionarlo.

Lo único que podemos hacer con el tiempo es administrarlo, gestionarlo, aprovecharlo, …
Cada segundo que dejamos pasar, es un segundo perdido. Por ello debemos aprovechar cada instante que nos ha sido asignado, y hacer algo útil con él.

El tiempo que tenemos

La esperanza de vida es de unos 80 años aproximadamente. Si empezamos a contar cómo años productivos desde la pubertad (14 años), y tenemos en cuenta que probablemente trabajaremos hasta los 70 años, nos quedan 56 años de vida productiva.
Cada día podemos aprovechar unas 12 horas (quitándole el tiempo de dormir, comer, …). Así que tendremos 12 horas durante 56 años, 245280 horas, para aprovechar haciendo aquello que queramos.

Según un estudio hecho en los años 90 por el Dr. K. Anders Ericsson, son necesarias 10000 horas de dedicación a cualquier materia para llegar a ser un experto en esa materia. Eso significa que podríamos llegar a ser expertos en 24,5 temáticas diferentes a lo largo de nuestra vida productiva.

Bromas a parte, tan sólo pretendo mostrar que tenemos mucho tiempo, pero que debemos aprovecharlo, y debemos preocuparnos de hacerlo.

Aprovechar mejor el tiempo

Aprovechar el tiempo que nos ha sido asignado es una de las pocas decisiones que podemos tomar unilateralmente en esta vida. Desde un estado de la libertad, nadie nos puede decir a que debemos dedicar nuestro tiempo.

Seguramente, tener clara esta decisión es una de las cosas más difíciles que existen.

Ser fiel

Ser fiel
photo credit: Claudio Gennari …»Cogli l’attimo ferma il tempo» via photopin cc

Ser fiel es uno de los principios que tengo en esta vida, y cuándo hablo de fidelidad, lo hago en el más amplio significado que se le pueda dar. Al largo de mi corta vida he coincidido con gente de muchos tipos, pero de todos ellos, siempre, los que mayores decepciones me han dado son aquellos que no se han mantenido fieles. La fidelidad es algo que cuesta mucho de generar, pero un sólo acto la puede destruir.

Además, recientemente, ha vuelto a ocurrirme. Una persona de mi confianza no ha sido fiel a su palabra, y me generado tal nivel de desconfianza, que le costará mucho recuperarla.

Por ello he confeccionado esta es la lista de 4 fidelidades, que coinciden con mayoritariamente con mis principios, y que creo que deberian ser inquebrantables:

  1. Principios
    Todo el mundo deberia tener unos principios básicos y mantenerse fiel a ellos. Da igual cuáles sean, cada uno debe tener los suyos y mantener fiel a ellos. A veces, estaremos tentados a quebratarlos, otras veces nos dejaremos vencer, pero lo importante es siempre volver a ellos.
    Si tenemos principios nos será mucho más fácil tomar decisiones y corregir nuestros errores.
  2. Confianza
    Debemos generar confianza en los demás, debemos ser personas en las que se pueda confiar. Si generamos confianza, esta, generalmente, nos será devuelta. Aquellos que sepan que pueden confiar con nosotros, intentaran que confiemos también en ellos
  3. Honestidad
    La honestidad es el principio básico de la fidelidad y la confianza. Si somos honestos, las personas que nos rodean no se sorprenderan con nuestra manera de ser, ni se llevaran desengaños por nuestra culpa. Esta honestidad, a su vez, hará aumentar la confianza que generamos en los demás.
  4. Palabra
    Tener palabra, aunque pueda sonar como algo en desuso, algo que se hacía hace muchos años, debería ser algo incuestionable. Se deberia dar por supuesto que cuándo una persona te da su palabra, esta se cumplirá. Otra vez, nos encontramos ante un caso de generación de confianza.