Más allá de la Calidad ISO

photo credit: Beaulawrence via photopin cc
photo credit: Beaulawrence via photopin cc

La mayoría de las veces cuando nos hablan de estándares de calidad automáticamente nos viene a la cabeza las siglas ISO (International Organization for Standardization), y esto es así porque esta organización lleva haciendo un trabajo increíble desde hace más de 60 años.

Pero la verdad es que puede existir Calidad más allá de ISO. En esta entrada del blog pretendo dar mi visión de lo necesarias que son las normativas de calidad ISO, aunque no siempre es necesario conseguir la certificación.

Calidad sin ISO

A pesar de que existen otras organizaciones dedicadas a la estandarización, ISO seguramente sea la más importante de todas mundialmente. Aunque como decia anteriormente, y en el encabezado de la entrada, los estándares ISO no son la única fuente de calidad.

A no ser que requieras el sello de las certificaciones para satisfacer a tus clientes (concursos públicos, clientes que lo exigen a sus proveedores, …), existe la opción de adoptar la normativa ISO sin pedir (y pagar) la certificación. ¿Y para que quiero adoptar una normativa ISO y no conseguir la certificación? Pues simplemente para asegurarte que estas trabajando bajo unos estándares de calidad, con una normativa de contrastada fiabilidad.

Mi experiéncia

Hace un tiempo tuve la ocasión de participar en cursos de formación sobre la implantación de la ISO en la impresión de periódicos, y posteriormente aplicarlo en mi empresa. Después del duro trabajo de análisis y implantación, la empresa decidio no solicitar la certificación puesto que consideró que el coste económico no le conllevaria ningún retorno.

Aún así, si apostaron por la adopción del estándar y los resultados fueron excepcionales: conseguimos estabilidad en el proceso de impresión, ahorro económico en materias primeras, ahorro de tiempo, mejoramos la detección de errores, …. Desde entonces la empresa ha seguido trabajando bajo el estándar, mejorando continuamente los resultados inciales.

Formación continua

Formación continua - photo credit: <a href="http://www.morguefile.com/creative/hmm360">hmm360</a> via <a href="http://www.morguefile.com">morguefile</a>
photo credit: hmm360 via morguefile

La importancia de tener un plan de Formación continua para uno mismo es vital hoy en día. El mercado laboral está cambiando y es necesario estar preparado para asumir ese cambio.

¿Y eso como se hace?

Con un plan de formación continua. No hay que esperar que la empresa para la que trabajas te proponga cursos interesantísimos para que tu puedas mejorar tu formación y tus capacidades. Si esperas eso probablemente acabes haciendo cursos de ofimática, de idiomas de nivel básico, … que difícilmente puedan servirte para mejorar tus habilidades y conocimientos útiles en el mercado laboral.

Toma las riendas de tu formación

Lo que te propongo es que tomes las riendas de tu formación. Apúntate a la universidad (presencial o a distancia), matricúlate en una FP, estudia idiomas y certifica tu nivel con la prueba que sea, no es necesario que sea oficial -aunque mejor-, fórmate por tu cuenta, lee libros, busca cuáles son tus intereses, … En resumen, no te estés quieto esperando que otro te diga lo qué debes aprender, cómo y cuándo. Muévete y decide tu que quieres hacer, decide que te gustaría hacer si no tuvieras el trabajo/profesión actual.

Cuándo hayas encontrado aquello que realmente te interesa, habla con el departamento de RRHH de tu empresa, o con la empresa responsable del curso, y pregúntales si aquello que has escogido es subvencionable. Porque en tu nómina mensual hay un apartado que son las retenciones y una de ellas es la de formación, y debe ser destinada a tu mejora personal continua.

Probablemente, ese dinero que no gastas en formación se pierda para siempre si no te interesa ninguno de los cursos que te propone la empresa, así que elige tu y intenta que te lo subvencionen.

¿Qué ganas con ello?

Ganarás conocimientos, ganarás posicionamiento en las búsquedas de empleo, mejorarás tu autoestima, descubrirás nuevos metodologías para hacer las cosas, conocerás gente (networking), ganarás dinero indirectamente porque usarás el que te retienen en nómina, ganarás dinero directamente porque podrás aspirar a mejores lugares de trabajo puesto que serás un trabajador más capacitado, tendrás nuevas ideas, …