Ser fiel

Ser fiel
photo credit: Claudio Gennari …»Cogli l’attimo ferma il tempo» via photopin cc

Ser fiel es uno de los principios que tengo en esta vida, y cuándo hablo de fidelidad, lo hago en el más amplio significado que se le pueda dar. Al largo de mi corta vida he coincidido con gente de muchos tipos, pero de todos ellos, siempre, los que mayores decepciones me han dado son aquellos que no se han mantenido fieles. La fidelidad es algo que cuesta mucho de generar, pero un sólo acto la puede destruir.

Además, recientemente, ha vuelto a ocurrirme. Una persona de mi confianza no ha sido fiel a su palabra, y me generado tal nivel de desconfianza, que le costará mucho recuperarla.

Por ello he confeccionado esta es la lista de 4 fidelidades, que coinciden con mayoritariamente con mis principios, y que creo que deberian ser inquebrantables:

  1. Principios
    Todo el mundo deberia tener unos principios básicos y mantenerse fiel a ellos. Da igual cuáles sean, cada uno debe tener los suyos y mantener fiel a ellos. A veces, estaremos tentados a quebratarlos, otras veces nos dejaremos vencer, pero lo importante es siempre volver a ellos.
    Si tenemos principios nos será mucho más fácil tomar decisiones y corregir nuestros errores.
  2. Confianza
    Debemos generar confianza en los demás, debemos ser personas en las que se pueda confiar. Si generamos confianza, esta, generalmente, nos será devuelta. Aquellos que sepan que pueden confiar con nosotros, intentaran que confiemos también en ellos
  3. Honestidad
    La honestidad es el principio básico de la fidelidad y la confianza. Si somos honestos, las personas que nos rodean no se sorprenderan con nuestra manera de ser, ni se llevaran desengaños por nuestra culpa. Esta honestidad, a su vez, hará aumentar la confianza que generamos en los demás.
  4. Palabra
    Tener palabra, aunque pueda sonar como algo en desuso, algo que se hacía hace muchos años, debería ser algo incuestionable. Se deberia dar por supuesto que cuándo una persona te da su palabra, esta se cumplirá. Otra vez, nos encontramos ante un caso de generación de confianza.

Más allá de la Calidad ISO

photo credit: Beaulawrence via photopin cc
photo credit: Beaulawrence via photopin cc

La mayoría de las veces cuando nos hablan de estándares de calidad automáticamente nos viene a la cabeza las siglas ISO (International Organization for Standardization), y esto es así porque esta organización lleva haciendo un trabajo increíble desde hace más de 60 años.

Pero la verdad es que puede existir Calidad más allá de ISO. En esta entrada del blog pretendo dar mi visión de lo necesarias que son las normativas de calidad ISO, aunque no siempre es necesario conseguir la certificación.

Calidad sin ISO

A pesar de que existen otras organizaciones dedicadas a la estandarización, ISO seguramente sea la más importante de todas mundialmente. Aunque como decia anteriormente, y en el encabezado de la entrada, los estándares ISO no son la única fuente de calidad.

A no ser que requieras el sello de las certificaciones para satisfacer a tus clientes (concursos públicos, clientes que lo exigen a sus proveedores, …), existe la opción de adoptar la normativa ISO sin pedir (y pagar) la certificación. ¿Y para que quiero adoptar una normativa ISO y no conseguir la certificación? Pues simplemente para asegurarte que estas trabajando bajo unos estándares de calidad, con una normativa de contrastada fiabilidad.

Mi experiéncia

Hace un tiempo tuve la ocasión de participar en cursos de formación sobre la implantación de la ISO en la impresión de periódicos, y posteriormente aplicarlo en mi empresa. Después del duro trabajo de análisis y implantación, la empresa decidio no solicitar la certificación puesto que consideró que el coste económico no le conllevaria ningún retorno.

Aún así, si apostaron por la adopción del estándar y los resultados fueron excepcionales: conseguimos estabilidad en el proceso de impresión, ahorro económico en materias primeras, ahorro de tiempo, mejoramos la detección de errores, …. Desde entonces la empresa ha seguido trabajando bajo el estándar, mejorando continuamente los resultados inciales.